“Opinionum enim commenta delet dies,

fidei iudicia confirmat”

 “El tiempo borra las opiniones falsas, pero confirma los juicios verdaderos”

(Melchor Cano, De locis theologicis, VI, 7)